Contact phone number:

Contact email:

El ‘Tinder’ de el santo tantos alfileres clavados, tantas parejas

November 29, 2021

El ‘Tinder’ de el santo tantos alfileres clavados, tantas parejas

“Esto es un folclore con su absurdo, pero a mi me funciono tras gran cantidad de anos”, dice la de las participantes en la folclore de San Antonio de la Florida

Ni Tinder, ni citas a ciegas, ni realities. Con el fin de hallar pareja, 100’s sobre seres -la generalidad chicas, aunque desde permite unos anos de vida tambien hombres- van cada 13 de junio a meter la mano dentro de alfileres, San Antonio sobre La Florida mediante.

— Aprieta, aprieta, hija, que alguien posee que caer.

— Que nunca se quedan. ?Jo, que el ano pasado saque uno!

— ?Esta no va a sujetar este ano!

Al tercer y ultimo intento -las tradiciones poseen sus normas-, a Paula, de 15 anos de vida, se le han quedado cuatro alfileres prendidos en la mano. Su origen, Isabel Herrero, sobre 40, no lo consiguio las 3 veces que estrujo la suya dentro de el nido sobre alfileres en la pila de la ermita, colocada en la avenida de la ocasion. “Yo soy de el barrio y no ha transpirado vengo todos los anos de vida a ver si por fin consigo una cosa decente”, decia. De este modo que el que anualidad que viene, otros tres intentos.

Cuentan que las modistillas lanzaban al interior de la pila 13 alfileres para a continuacion posar la mano sobre ellos. Al retirarla, la cuanti­a de alfileres que se quedasen clavados acerca de la palma era el equivalente sobre la cantidad de novios que tendrian a lo largo de ese anualidad. “Ahora como Ahora nunca hay casi modistillas, por consiguiente los consumidores transaccii?n los alfileres y las echan a la pila ”, cuenta Virginia Rua, de 42 anos.

“Esto seri­a un folclore con su absurdo, No obstante a mi me funciono”, relata Maria de el Mar. “Lo hice a lo largo de bastantes anos desplazandolo hacia el pelo Jami?s me salia nada, y no ha transpirado realiza siete anos consegui a mi pareja debido al alfiler”, “Ahora vengo todo el tiempo para conservarlo”, cuenta esta madrilena sobre 58 anos de vida.

A su bando, las jovenes y no ha transpirado nunca tan jovenes seguian a lo suyo. La que nunca lo conseguia a la primera seguia apretando el monton una asi­ como una diferente ocasion. No paraban Incluso llevarse alguien prendido.

Se trata de una rutina popular madrilena. Comenzo en el siglo XIX. Lo que empezaron realizando las modistillas pronto se extendio a la totalidad de las jovenes desplazandolo hacia el pelo, ahora, tambien se han unido los hombres. En el presente, se llena la pila sobre alfileres, lo que “multiplica” las probabilidades sobre dar con a tu media naranja… El comienzo de esta costumbre se remonta a un fenomeno atribuido a San Antonio de Padua en Roma, cuya imagen cobro vida dentro de la iglesia Con El Fin De efectuar Canjear sobre idea a un mozo que nunca se queria casar con su mujer. La intervencion del santo hizo que el chico cambiase de parecer, recapacito y no ha transpirado le pidio matrimonio a su amada.

Claire vive en Miami y es estadounidense, pero hace gran cantidad de anos de vida caldo sobre vacaciones a Madrid y no ha transpirado, exacto un 13 sobre junio, visito la ermita asi­ como metio su mano en la pila. Al poquito lapso conocio a su esposo, un madrileno que la enamoro. Pasaron 30 anos de vida juntos, Incluso que el novio murio. En seguida Claire, sobre 57 anos, ha vuelto a Madrid en busca de un nuevo apego “Espero que el santo me vuelva a dar un novio”.

Mientras esperan su turno de meter la mano en la pila, un grupo de chulapos tocan asi­ como bailan al ritmo sobre la pianola. En el paseo de San Antonio de la Florida, tenderetes improvisados venden todo https://datingranking.net/es/spotted-review/ tipo de mercancia con la fama de el santo paquetes de 13 alfileres a cincuenta centimos, mecheros, dedales, estampitas, abanicos.

“Yo naci en San Antonio desplazandolo hacia el pelo mis padres se casaron en San Antonio y el novio me salio muy mal pero soy de la periodo de las que toca continuar aguantando, aunque me acabo sobre disponer los alfileres una diferente vez”, dice Maite Gil, sobre 71 anos. Con la novia han venido 26 amigas mas desde Getafe Con El Fin De respetar con la tradicion. “?A la primera desplazandolo hacia el pelo me he hecho agravio!”, grita Victoria Fernandez, de 65 anos. En esta folclore se supone que si las alfileres duelen al clavarse, el apego va an acontecer bueno.

Sigue con nosotros el presente de Madrid en Twitter, en Twitter asi­ como en nuestro cenador de Vecinos en Instagram

0 Comment on this Article

Add a comment